Antes de realizar una inmersión tenemos que contar con el equipo de buceo necesario. ¿Por qué? Sólo así podremos disfrutar de la actividad al 100% y estaremos preparados para cualquier contratiempo que pueda surgir. 

Bucear en cuevas es una de las experiencias más apasionantes que te puedas encontrar, pues te permite disfrutar de dos deportes extremos: el buceo y la espeleología. ¿Te atreves practicarlo?

Buceo en cuevas



PLANIFICACIÓN DEL PROYECTO DE ACTIVIDAD

  • Conseguir un croquis o topografía de la cavidad que vamos a visitar. Estudiar las características, dimensiones, posibles pasos estrechos, salidas a galerías aéreas, galerías laterales, etcétera.
  • Definir el objetivo de nuestra visita: exploración, fotografía, visita a algún pasaje...
  • Elaborar el listado del material que vamos a necesitar en función de nuestro objetivo y de las personas que van a participar en la actividad:
  1. Distancia a recorrer y profundidades.
  2. Consumos/ botellas necesarias.
  3. Medidas de seguridad: oxígeno y botellas de reserva.
  • Estructurar el grupo de personas que van a participar: organización por parejas, reparto de trabajos previos y definir el papel que cada uno desempeñará en la actividad.
  • Pedir información complementaria a personas que conozcan más esa cavidad.
  • Solicitar permiso a las autoridades competentes, en caso de que éste sea necesario (algunas cavidades lo requieren).
  • Controlar que todas las personas tienen el seguro en vigor.
  • Organizar la infraestructura necesaria: alojamiento, comidas, coches, etc.
  • Elaborar un plan de emergencia y entregar una copia a cada una de las personas que van a participar. Comunicar a familiares, y/o amigos, nuestros planes.
PREVISIONES


Espeleología submarina


Consulta meteorológica

Tanto en las cuevas marinas como en las de interior es importante realizar una consulta del estado del tiempo poco antes de salir.

En el caso de las primeras, el estado de la mar influirá en la inmersión ya que habrá que nadar o navegar hasta la boca de la cueva y, si hay mucho oleaje, podemos tener problemas al acercarnos al acantilado. En el caso de inmersiones que requieran descompresión pueden generarse situaciones delicadas.

En las cuevas de interior, es importante conocer el comportamiento hidrológico de la cavidad y evitar entrar si ha llovido mucho en los días cercanos a nuestro desplazamiento, al igual que si la información meteorológica anuncia lluvia, ya que algunas de estas cuevas tienen aumentos de nivel importantes con lluvias poco intensas pero prolongadas.

Preparación del material:

Es importante realizar una buena previsión de material, herramientas y repuestos.

Con objeto de poder solucionar los problemas que nos puedan surgir con el equipo, en las actividades que planifiquemos a cuevas marinas conviene conocer y establecer contacto con centros de buceo ubicados cerca de la cavidad; aunque llevar un “kit” de repuestos y herramientas nos facilitará solucionar estos imprevistos.

Esta medida es fundamental en las visitas a cuevas de interior, donde, muy probablemente, no habrá estaciones de carga o clubes de buceo cercanos. Es norma principal el medir la carga de las botellas antes de salir de casa, cerciorarnos de cerrar bien el grifo y probar los reguladores y válvulas del chaleco. Nos evitará abortar una inmersión una vez desplazados a la, más o menos lejana, cueva elegida.

Relación de material:

Equipo básico:
  • Escarpines
  • Aletas (repuesto de tira de ajuste)
  • Traje húmedo
  • Traje seco (latiguillo)
  • Capucha

Equipo de buceo


Equipo pesado:
  • Botellas
  • Atalajes
  • Chalecos
  • Reguladores/manómetro

Iluminación:
  • Linternas
  • Pilas
  • Cargadores
  • Lámparas de repuesto

Material específico:
  • Tablas (aire, nitrox, mezclas, O2)
  • Dos sistemas de corte
  • Tablillas
  • Carrete con hilo guía marcado cada 5 y 10 m
  • Ordenador
  • Profundímetro
  • Plomos
  • Herramientas
Herramientas y repuestos:

Compresor, bujías, llave de bujías, aceite, bidón de gasolina, fuentes de iluminación, cargadores, regleta, reguladores, botellas, juntas tóricas de varios tamaños para estos elementos, tapones de alta, llaves, latiguillos.

Cajón “de sastre”

Silicona, tiras unex para gafas y aletas, tenazas, llaves/llave inglesa, cuter, seguros, alcohol, pegamento, goma de borrar, lápiz, rotulador indeleble, trozos de cámara de coche...

Haz un curso de buceo


Emergencias

Como sugerencia, es recomendable elaborar y llevar siempre visible una ficha de datos personales. En caso de emergencia, es una manera eficaz de tener todos los datos necesarios a la vista. A parte, llevar una serie de teléfonos de personas u organismos a los que poder recurrir en caso de necesitar ayuda.

1.- Esquema de ficha personal.
  • Nombre y apellidos
  • Dirección
  • Teléfonos
  • Identificación
  • Familiar o amigo de contacto y teléfonos
  • Póliza de seguros
  • Número de póliza y fecha de vigencia
  • Teléfono de emergencias
  • Federaciones de espeleología y actividades subacuáticas / clubs de la zona
  • Personas de contacto y teléfonos
  • Datos de cámaras hiperbáricas activas.
  • Grupos de rescate institucionales.
  • Bomberos.
  • Cruz Roja.
  • Datos de amigos y compañeros de actividad que puedan intervenir en caso de emergencias.
2.- Esquema de teléfonos de interés en zonas concretas.
  • Cuartel de la Guardia Civil que corresponda.
  • Ambulancias de la zona.
  • Hospitales cercanos.
  • Cruz Roja de la zona.
  • Datos de personas o locales del pueblo más cercano.
  • Datos del ayuntamiento más cercano.

Practica espeleobuceo


3.- Procedimiento en caso de emergencia.
  • Situar al afectado en lugar seguro y cómodo.
  • Dejar actuar a la persona con más conocimientos en rescate y primeros auxilios.
  • Proporcionarle los primeros auxilios en caso necesario, siguiendo este esquema:
a) Primeras curas.
b) Oxígeno
c) Comunicar el accidente a la guardia civil de la zona.
d) Informar a la compañía de seguros.
e) Informar a la familia.
f) Realizar las gestiones para su traslado urgente a un hospital o cámara hiperbárica cercana.